Seguridad de las velas Woodwick

SEGURIDAD DE UNA VELA WOODWICK.

Las velas son elementos que requieren ser tratados con cierto cuidado, ya que de lo contrario podríamos tener un disgusto. Siempre que hagamos las cosas con precaución, son elementos de decoración y disfrute que no tienen que darnos ningún problema.

La presentación de las velas consiste en un vaso de cristal y una tapa de manera.

Los envases de cristal están preparados para soportar el calor que se produce al encender la llama y que la cera se derrita. Hay que tener en cuenta que al agarrar el cristal, éste estará caliente y nos quememos la mano, por lo que no se recomienda cambiar de lugar o posición una vela cuando ya se encuentra encendida.

Hay que tener precaución de no golpear el envase, ya que el material es frágil, pese a su gran espesor.

Las tapas de madera son meramente decorativas, no funcionan ni como base, ya que al tratarse de una superficie tratada con esmero puede resultar resbaladiza y esta caerse, ni para apagar la llama, dado que al ser de madera puede prenderse.

 

COMPOSICIÓN

El material de fabricación de las velas de Woodwick, es Soja.

Las esencias con las que están fabricadas con extractos naturales.

Las mechas con las que se han fabricado y la forma en la que estas están dispuestas, confieren un peculiar sonido cuando queman que recuerdan al crepitar de la madera cuando quema.

 

FORMATOS:

Bote Grande: Tiempo de quemado 180 horas aprox.

Bote Mediano: Tiempo de quemado 110 horas aprox.

Bote pequeño: Tiempo de quemado 30 horas aprox.

Bote Ellipse: Tiempo de quemado 30 horas aprox.

Petite: Tiempo de quemado 14 horas aprox.

Wax Melts: Tiempo de quemado 8 horas aprox.

 

RECOMENDACIONES DE USO:

Antes de encender las velas, siempre hay que cortar la mecha, ya que no puede medir más 0.3 cm.

No dejar una vela sin supervisión.

No colocar la vela encendida cerca de material inflamable.

No mantener encendidas las velas más de 4 horas continuas.

 

Abrir chat
¿Necesitas ayuda?
A %d blogueros les gusta esto: